Por ser la incorrecta gestión de los residuos un problema multicausal lo que se requiere no es un cambio superficial, sí un cambio radical en el rumbo que lleva actualmente la cultura. Lo que se requiere es un cambio de paradigma para superar satisfactoriamente esta situación que conlleva el desperdicio de recursos, la contaminación ambiental, la afectación a la salud en general así como la calidad del ecosistema.

Un cambio de paradigma es el cambio que tiene lugar de tiempo en tiempo en una creencia básica, o supuesto (o en una constelación de creencias o supuestos) que son el fundamento de nuestras percepciones y acciones. Se dice que puede ser visto como un cambio evolutivo que nos lleve de la actual situación a un nuevo estado de situación para la cual se propone un escenario diferente al actual, en cuanto a situaciones y relaciones. Este nuevo escenario propone una imagen distinta de FUTURO, acorde con nuestras expectativas y posibilidades. Una imagen de una sociedad futura más Sensata Humana y Ecológica.

Este cambio de paradigma se encuentra consignado en el lema: ˝de la CULTURA de la BASURA a la Gestión Integral de Residuos˝


Para trascender del DIAGNÓSTICO y alcanzar los objetivos planteados de una situación distinta (mejor) de la cual se parte, se requiere de un esfuerzo articulado de todas las organizaciones, grupos y personas que intervienen, según la Ley 8839 de la República de Costa Rica en el tema de la generación y gestión de los residuos así como en la prevención de su impacto socioambiental negativo.



Bienvenidas sean pues, todas las personas y todas las organizaciones a conocer y aplicar este sistema creado por Asesoría en Recursos Organizacionales  (ARO), en el que todos pueden participar en ser parte de la solución, en la medida de sus posibilidades o compromisos, aportando cada quien, cada organización, recursos de todo tipo que han de ser administrados mediante convenios formales estableciéndose en cada convenio, la forma de administrar esos recursos.

Para entrar de lleno en el paradigma que percibe los residuos no como "basura" si no como algo que tiene un valor, y para pasar del simple sistema de entrega, recolección, transporte, tratamiento y disposición final de la "basura" a la GIR -Gestión Integral de Residuos- se requiere tanto de disposición como de recursos para realizar cambios efectivos en todos los niveles, tanto en el nivel público como en el privado; en todos los ámbitos y en todos los sectores.

Además debe de integrarse la Gestión Integral de Residuos como un tema transversal en todas las agendas de trabajo del quehacer de todos los sectores y de todas las organizaciones del país.

Esta iniciativa va dirigida a cambiar el paradigma de la Cultura de la BASURA por el de la Gestión Integral de Residuos a partir de la participación activa y organizada de todas las personas y de todos los sectores.


Si se implementa sistemas en los que se estimule la participación ciudadana desde su diseño y construcción, hay más probabilidad de que las personas, los habitantes del país, pongan en práctica las acciones en las que han sido partícipes de su formulación y creación.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor deje su comentario